Institut d'Estudis Fotogràfics de Catalunya
  • Linkedin IEFC
  • Instagram IEFC
  • Canal IEFC YouTube
  • Galeria de Flickr IEFC
  • Perfil Twitter
  • Pagina IEFC Facebook

Actividades Culturales > Exposiciones > Albert Padrol

Carretera oberta, de Albert Padrol, inaugura el curso expositivo del IEFC

Hacia el gran sur. Patagonia, Argentina. Foto: Albert Padrol
Hacia el gran sur. Patagonia, Argentina. Foto: Albert Padrol.

Carretera oberta, de Albert Padrol, exposición fotográfica organizada por el IEFC, se muestra en la Sala Ramon Alabern entre el 16 de octubre y el 23 de enero.

Del viaje realizado por su archivo, el autor selecciona y presenta un grupo de fotografías para hacer viajar al espectador a través de nuevos diálegos visuales. Analogías que acercan aspectos culturales y geográfics del extenso hábitat del ser humano.

En palabras de Albert Padrol, Carretera oberta propone el viaje como hilo conductor de un recorrido personal y profesional... Son imágenes que se organizan según situaciones, atmósferas o temas para formar un diario gráfico, no cronológico, de muchos años de fotografía.

Dossier de premsa: Carretera Oberta
Postal de la exposición

El 16 de octubre a las 19:30 horas se inaugura la exposición, con la presencia del autor y la presentación a cargo de Josep Maria Ubach, fotógrafo y ex-responsable de Promoció Cultural del Govern d'Andorra.

Álbum en Facebook: Inauguració de les exposicions Carretera Oberta i (in)habitante

Institut d'Estudis Fotogràfics de Catalunya

Dirección: C/ Comte d'Urgell, 187 (dentro del recinto de la Escola Industrial). Barcelona
Fechas: Del 16 de Octubre de 2014 al 23 de Enero de 2015
Horario: De lunes a viernes de 9:00 a 21:00 h


Albert en Kyoto. Foto: Valeria García Miñaur
Albert en Kyoto. Foto: Valeria García-Miñaur

Albert Padrol

En casa, en Andorra, se fotografiaba mucho.

Mi padre tenía un laboratorio de aficionado donde procedía en larguísimas sesiones al revelado de sus fotografías. Fue, pues, muy natural que, acabados los estudios en la escuela francesa, decidiera intentar vivir de mis fotos.

Empecé como foto fija en el cine, pero lo que realmente me interesaba era viajar y fotografiar el mundo. Y eso es lo que hice, y no fue fácil, después de pasar dos años en la efímera escuela de fotografía Richter Elisava, en Barcelona.

Los años han dado para hacer algunas cosas, como colaborar regularmente con agencias fotográfiques: AGE Fotostock o las desaparecidas Zardoya, Explorer y AFIP de París, o Picturepoint de Londres. También publicar en revistas como Viajar, y muchas otras. O traducir al castellano libros de fotografía, o cofundar Altaïr (la/ las librerías, la revista, la edición de libros...): una larga aventura que me ha permitido vivir casi como había imaginado.E impartir durante unos años el curso de Fotografía de Viaje en el IEFC.

Carretera oberta - Agustín Pániker

Hace ya bastantes –por no decir muchos– años, mi buen amigo Albert Padrol decidió lanzarse a recorrer el mundo haciendo fotos, a ver lo que pasa. Así me lo confesaba el otro día; con la sutil ironía que lo caracteriza. Pues bien, esto (esta impagable exposición) es lo que pasa; es lo que sucede cuando se deja a alguien que creció envuelto por el olor a líquidos reveladores y fijadores, un caminante que respira hondo los aires de las montañas, un loco con seny que atisbó una estrella llamada Altaïr; esto es lo que pasa, en fin, cuando se da rienda suelta al ojo avizor de Albert durante unas cuantas décadas y lustros: un exquisito itinerario personal a través de 64 destellos fotográficos.

¿Qué tendrá que ver un monasterio birmano con un bajo fondo mexicano? ¿Y las crestas patagónicas con el skyline de Hong kong? ¿Qué diantre hace una velada afgana de la era pre-soviética cerca de un meandro de la isla de Flores? ¿Qué hilo invisible conecta un abarrotado tren de la India con las vicuñas del altiplano? Presiento que es el espíritu viajero que resuena en nuestro interior. Y aún diría más (como los Dupont): es el espíritu del viaje que nos guiña y, por enésima vez, nos reclama.

Debemos agradecer a esta selección del archivo Padrol su capacidad en remover nuestro propio poso (¡y de qué manera!); por recordarnos con su ojo fotográfico que los horizontes tienen semejantes asimetrías y colores, por captar la sorpresa, los matices o el conflicto de la realidad, la que transcurre entre un retrato o un paisaje muy diáfano, la fugaz instantaneidad de una escena del viaje y de la vida muy –pero que muy– humana.

Birmania. Foto: Albert Padrol México. Foto: Albert Padrol
Birmania. Foto: Albert Padrol México. Foto: Albert Padrol

Carretera Oberta (*) - Albert Padrol

Carretera Oberta es la compilación de unas docenas de imágenes extraídas de entre miles de fotografías. Un largo proceso de selección que padeció los altibajos del humor de cada sesión de visionado, variando cada vez, en una proporción importante, la colección escogida. Y poco a poco, imperceptiblemente, fueron cayendo de la selección imágenes, quizá formalmente más sólidas, reemplazadas por otras más espontáneas, ligadas a emociones y vivencias.

La selección final recorre más de cuarenta años de fotografía; las imágenes más viejas tienen cuarenta y tres y la más reciente menos de uno.

Sobre las fotos más viejas, se debe tener presente que reproducen unos tiempos en los que algunos de los países que se ven no tenían televisión, ni plásticos, ¡ni Cola-Cola! Muchas cosas han cambiado radicalmente y ahora los novicios de los monasterios perdidos en el corazón del bosque, en Laos, se conectan regularmente a Internet y saben casi todo sobre nosotros. Y lo que no, se lo imaginan, como nosotros hacemos con ellos.

Aquel era un mundo infinitamente menos retratado que el actual, capaz de sorprender al fotógrafo a golpe de exotismo, de diferencia. Y a quien veía las fotografías también.

Las imágenes más recientes son, naturalmente, otra cosa e introducen elementos y atmósferas absolutamente contemporáneos. Propuestas fotográficas de un mundo ultra comunicado y globalizado, pero no por ello menos estimulante visualmente.

---

En este itinerario por mi archivo he estado acompañado en todo momento por los amigos del IEFC, que generosamente propusieron hacer esta exposición. Todo mi agradecimiento para ellos, pues, que lo han hecho posible.

(*) Debo el título a Tales of the Open Road de Ruskin Bond, que trata precisamente de eso, de la sensación apasionante de recorrer caminosy ciudades.

A. Padrol

Dossier de prensa:

Noticias relacionadas:




< Volver
Hilo de noticias RSS del IEFC © Institut d'Estudis Fotogràfics de Catalunya | info@iefc.cat
Aviso legal | Política de cookies
Este sitio web utiliza cookies para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si está de acuerdo pulse ACEPTAR o siga navegando. Puede obtener más información clicando en Política de cookies
Política de cookies +