Institut d'Estudis Fotogràfics de Catalunya
  • Linkedin IEFC
  • Instagram IEFC
  • Canal IEFC YouTube
  • Galeria de Flickr IEFC
  • Perfil Twitter
  • Pagina IEFC Facebook

Documentación > Archivo > Galerías Fotográficas > Ferrocarriles en Barcelona > Artículo

Las primeras estaciones de ferrocarril en la Barcelona del siglo XIX

Texto: Museu del Ferrocarril de Vilanova i la Geltrú

Galería Fotográfica Galería fotográfica

Paso a nivel en la avenida Meridiana. Años '50 Paso a nivel en la avenida Meridiana. Años '50. Foto: Francesc Ribera. Fondo Servicio Eléctrico / FMVG-FFE. Ref. 2407

La llegada del ferrocarril a la ciudad de Barcelona en 1848 propició importantes cambios en la estructura urbana de la ciudad y determinó, en parte, la configuración del ensanche diseñado por Ildefons Cerdà. Las necesidades logísticas para la implantación del ferrocarril eran de gran envergadura y condicionaron la morfología urbana de forma notable. Depósitos, aguadas, almacenes, estaciones, playas de vías, etc. necesitaban extensiones importantes de terreno para situarse. La existencia de diferentes líneas de ferrocarril construidas con anterioridad a su proyecto de ensanche obligó a Cerdà a elaborar sucesivos replanteamientos que posibilitasen la obligada simbiosis entre ferrocarril y trazado urbano.

En 1848, Barcelona todavía mantenía intacto el recinto amurallado. Desde finales del siglo XVIII, se habían instalado progresivamente en su interior nuevas fábricas, lo cual implicaba graves problemas para el crecimiento de la ciudad, que tuvo que hacerse aumentando la altura las casas, que eran como mucho de un piso o dos. Fábricas y talleres se mezclaron con viviendas obreras, con condiciones de salubridad cada vez más penosas. Además, la ciudad estaba considerada plaza fuerte, lo cual obligaba a que el territorio enfrentado con las murallas estuviese vacío hasta una distancia de un tiro de cañón. La situación no se resolvería hasta 1858, cuando la ciudad perdió definitivamente tal condición, conservando las zonas militares de Montjuic y la Ciudadela.

Paso a nivel de la carretera de Ribes, en el trayecto entre las estaciones de Barcelona-França y Passeig de Gràcia. Año 1952 Paso a nivel de la carretera de Ribes, en el trayecto entre las estaciones de Barcelona-França y Passeig de Gràcia. Año 1952. Foto: Francesc Ribera. Fondo Servicio Eléctrico / FMVG-FFE. Ref. 2713.

Entre 1848 y 1864 se construyó gran parte de la red de ferrocarril catalana de vía ancha, que culminaría finalmente en 1898, con la ciudad de Barcelona como centro de un trazado radial. Las primeras estaciones de ferrocarril de la ciudad se construyeron antes del derribo de las murallas, pero fuera del recinto, a excepción de la estación de ferrocarril de Granollers.

La primera estación en construirse en toda la península ibérica correspondió a la línea del ferrocarril de Mataró, la estación cabecera de la cual se situó entre el suburbio portuario de la Barceloneta y la Ciudadela, en el inicio de la avenida del Cementerio.

Muy cerca de aquella, pero dentro del recinto amurallado, se construyó la segunda estación que tuvo la ciudad, la de la línea de Granollers, en donde hoy se encuentra la estación de Francia, en unos terrenos de huertos cedidos por el ayuntamiento que limitaban con la calle Ocata, muy cerca del edificio de la Aduana, hoy Gobierno Civil. Después de atravesar la muralla, su trazado discurría hasta la actual plaza de las Glorias, adentrándose en el Clot, donde se situaban los talleres de la compañía, para continuar hacia San Andrés del Palomar, desde donde continuaba el recorrido hasta la localidad de Montcada.

La tercera estación en construirse fue la del ferrocarril de Martorell, en la zona conocida como Riera de Malla, hoy en día plaza Cataluña esquina Ronda Universidad. El primer tramo, hasta la localidad de Molins de Rei, fue inaugurado en 1854. El trazado por la ciudad discurría por la plaza Letamendi, calle Aragón y avenida Roma, entonces sin edificar, para adentrarse en el municipio de Sants.

Tranvías en el cruce de la calle Pelai con plaza Catalunya. Años '40-'50 Tranvías en el cruce de la calle Pelai con plaza Catalunya. Años '40-'50. Colección Plasencia / IEFC. Ref. ACM-5-87

En 1854 se había completado el derribo de las murallas de la ciudad, pero todavía se construirían tres estaciones más. La estación de la compañía del ferrocarril de Barcelona a Zaragoza (1862) se situó en los terrenos de lo que más tarde sería la avenida de Vilanova, en la zona de los Huertos de San Pedro. Remodelada a principios del siglo XX por el arquitecto Demetrio Ribes, prestaría servicio ferroviario hasta 1972, reconvertida desde entonces en estación de autobuses.

Por otro lado, la compañía del ferrocarril de Barcelona a Sarriá, creada en 1858 construyó la estación de inicio de la línea en los terrenos de la futura plaza de Catalunya, muy próxima a aquella del ferrocarril de Martorell. Su trazado discurría por la calle Balmes hasta llegar al municipio de Gracia, desde donde, a través de la vía Augusta, atravesaba el municipio de San Gervasio, para finalizar en Sarriá.

La última de las últimas grandes estaciones novecentista que se construyó fue la de la compañía del Ferrocarril de Valls a Vilanova y Barcelona (VVB), que posteriormente cambiaría su denominación por Ferrocarriles Directos de Madrid y Zaragoza a Barcelona. Inaugurado su primer tramo en 1881, tenía su estación cabecera en la zona conocida como Huertos de San Beltrán, muy próxima a las atarazanas. Su trazado discurría por detrás de la montaña de Montjuïc, en paralelo a la carretera del Morrot, hasta adentrarse en los terrenos de la marina de Sants.

Obras de cubrimiento de las vías del tren de Sarrià a la vía Augusta. Años '10-'20-'30 Obras de cubrimiento de las vías del tren de Sarrià a la vía Augusta. Años '10-'20-'30. Colección Plasencia / IEFC. Ref. ACP-5-50

Pronto las dificultades financieras de la compañía obligaron a su absorción por la compañía de los Ferrocarriles de Tarragona a Barcelona y Francia (TBF), quedando aquella primera estación sin servicio de pasajeros y trasladándose, ya en 1917 al Morrot, en terrenos ganados al mar, configurándose como la gran estación de mercancías de la ciudad de Barcelona.

Desde su creación en 1875, la compañía del TBF había iniciado los trabajos para unir todas sus líneas, ya que había ido absorbiendo progresivamente aquellas de Mataró, Granollers, Martorell y, finalmente, Vilanova. El proyecto de unión de las diferentes líneas presentado por la compañía suponía la unión de las diferentes estaciones barcelonesas a través de las calles Aragón y Marina, en zanja en este primer tramo, cruzando el paseo de Gracia mediante un túnel. La estación central de la compañía pasaba a ser la de la línea de Granollers que, ya en el siglo XX, sería sustituida por la actual estación de Francia, inaugurada en 1929. El caso es que en 1882 circulaba el primer tren a través del nuevo enlace y dos años más tarde se derribaba la estación de la Riera de Malla, que había quedado sin función con la construcción del nuevo trazado. Fue de las primeras estaciones de ferrocarril en derribarse en la ciudad de Barcelona.

Con posterioridad y después de la absorción en 1887 de la línea de Valls y Vilanova, la compañía TBF construyó un nuevo tramo para enlazar la estación del Prat de Llobregat y la estación de la Bordeta, en el municipio de Sants. Con esta solución, los trenes de Vilanova podían también aprovechar el nuevo enlace a través de la calle Aragón y llegar a la estación cabecera del TBF, en el paseo de la Aduana.

Después de no prosperar la fusión del TBF con la compañía del Norte, la gran compañía de Madrid a Zaragoza y Barcelona (MZA) acabaría adquiriéndola en 1899. Finalmente, en 1902 se inauguraba el apeadero de paseo de Gracia en su cruce con la calle Aragón.

Galería Fotogràfica Galeria fotogràfica


< Volver
Hilo de noticias RSS del IEFC © Institut d'Estudis Fotogràfics de Catalunya | documentacio@iefc.cat
Aviso legal | Política de cookies
Este sitio web utiliza cookies para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si está de acuerdo pulse ACEPTAR o siga navegando. Puede obtener más información clicando en Política de cookies
Política de cookies +