Institut d'Estudis Fotogràfics de Catalunya
  • Linkedin IEFC
  • Instagram IEFC
  • Canal IEFC YouTube
  • Galeria de Flickr IEFC
  • Perfil Twitter
  • Pagina IEFC Facebook

Documentación > Arxiu Històric Fotogràfic > Galerías Fotográficas > Barcos mercantes

Barcos mercantes: la transición de la vela al motor: fotografías del MMB y del IEFC

Hasta no hace tantos años, el transporte de mercancías se hacía principalmente por vía marítima. Los barcos, cada vez más grandes y más potentes, hicieron posible transportar un mayor volumen de mercancías. El motor fue sustituyendo la vela progresivamente. En nuestro país, esta transición de la vela al motor, se alarga desde principios del siglo XX hasta los años '60.

Os presentamos aquí una selección de imágenes de los archivos fotográficos del Museu Marítim de Barcelona y del Institut d'Estudis Fotogràfics de Catalunya, que ilustran ampliamente este proceso.

En el texto El transporte de mercancías. Del saco al contenedor, el Museu Marítim de Barcelona profundiza en este cambio.

En cuanto a las fotografías, desde el Arxiu Històric Fotogràfic de l'IEFC se ha llevado a cabo un esmerado trabajo de laboratorio digital para que su visualización muestre toda la riqueza de detalles y matices que los originales fotográficos ofrecen.

 

Barcos amarrados en el muelle del puerto de Sevilla. <br>Río Guadalquivir. Barrio de Triana, ca. 1910. Colección Thomas / IEFC Las amplias barcazas tenían gran capacidad de carga para llevar los barriles, unos contenedores bastante resistentes e idóneos que se adaptaban bien a las necesidades de manipulación y estiba. Barcelona, ca. 1925. Colección Merletti / IEFC Trabajos de estiba en un barco de vapor. Se están utilizando grúas incorporadas a bordo (puntales de carga) que hacen operaciones de carga y descarga de las mercancías. Puerto de Las Palmas de Gran Canaria, 1912. MMB Trabajador manipulando la maquinilla que acciona el puntal de carga. Se trataba de un trabajo especializado entre los miembros de la tripulación. Ca. 1920. Colección Arissa/ IEFC Antes de la llegada del motor, se utilizaban como puntales los propios palos de los veleros readaptados como grúas. Eran de fácil manipulación y bajo mantenimiento. Ca. 1920. MMB
Hasta que no se automatizaron los procedimientos de estiba, la carga se realizaba con la propia fuerza humana. Estibadores descargando sacos en el puerto de Barcelona. 1923. Colección APB / MMB Tráfico de mercancías de la industria del corcho, aglomerado y rechazo, en el muelle comercial de Palamós. Ca. 1920. Colección Roisin / IEFC Grúa descargando mercancías en el puerto de Valencia. Ca. 1920. Colección Roisin / IEFC Detalle de la cubierta principal de un mercante durante el proceso de estiba de cajas de fruta. Valencia, ca. 1960. MMB Estibadores descargando un barco en el puerto de Barcelona con la ayuda de una carretilla. Ca. 1920. Colección Merletti / IEFC
Grúa móvil dotada de ruedas y accionada por un trabajador  que está cargando balas de algodón sobre un carro. Barcelona, 1927. Colección APB / MMB Embarque de uva en el puerto de Almería. Los estibadores cargan barriles en las barcazas que conducen la mercancías al barco. Ca. 1920. Colección Roisin / IEFC Barriles en el muelle de España. Al fondo, la 'Casa de máquinas que proporcionaba energía para el funcionamiento de las grúas hidráulicas del puerto. Estas tenían más fuerza que las grúas manuales. Barcelona, ca. 1925. Colección Merletti / IEFC Pequeños veleros y grandes vapores impulsaban el comercio por mar abarcando gran parte del territorio. Generalmente, los faluchos realizaban un tráfico de cabotaje que cubría el litoral. Arenys de Ma, 1916. Colección Joan Torrus / MMB Hombres descargando la mercancías de una barca en la playa. En estas operaciones se utilizaban embarcaciones locales que se pudiesen varar, dada la imposibilidad de que los barcos de gran calado y tonelaje se acercaran a la arena. Burriana, ca. 1920. Colección Roisin / IEFC
Motovelero atracado delante de la fábrica conservera Massó. Bueu, ca. 1920. Colección Roisin Roisin / IEFC Los tiempos de carga en el puerto se combinan con el avituallamiento de agua, comida y otras necesidades para la tripulación y pasaje. Huelva, Ca.1920. Colección Thomas/ IEFC Barcos de madera y de hierro comparten los muelles, en un tiempo en que la mirada al futuro está sentenciada por el motor. Barcelona, ca. 1930. Colección Arissa / IEFCT Puente grúa en la ría de Avilés. Se trata de un tipo de maquinaria móvil, con forma de puente, que se desplaza mediante unos raíles colocados en el muelle. Ca. 1915. Colección Thomas/ IEFC Estación del teleférico de las minas de hierro y carbón de Can Palomeres. Para hacer el traslado del mineral más cómodamente, se construyó un cable aéreo que comunicaba la estación de carga de las minas con una base de descarga situada a unos 500 metros mar adentro. Malgrat de Mar, ca. 1910. Colección Roisin / IEFC
El carbón mineral era la fuente de energía que propulsaba los barcos de vapor. Durante la travesía se tenían que proveer de este combustible en los puertos en los que hacían escala. 1915. MMB Motonave cargada de automóviles en el muelle 1 del puerto de Málaga. A la izquierda se encuentra la Estación Marítima. Años '60. Colección Roisin / IEFC Los puertos requieren de grandes esplanadas para almacenar productos muy diversos. La mercancías rodada (automóviles) entra directamente en la bodega del barco mediante una rampa de acceso. Barcelona, ca. 1965. Colección APB / MMB Los mercantes han ido aumentando el tonelaje y la capacidad de carga. Dentro del puerto tienen una maniobra más lenta y pesada, por lo que necesitan la ayuda del remolcador en los atraques y desplazamientos. Barcelona, ca. 1960. Colección Galilea / MMB Desde el puento de mando se controla que tripulación, pasaje y carga lleguen a buen puerto. El perfeccionamiento tecnológico propiciará viajes más seguros. Ca. 1920. MMB
Navegando en un temporal de NW en aguas de Portugal. Durante la navegación las mercancías tienen que estar bien estibadas, pues un movimiento en la carga puede poner en peligro la seguridad del barco. 1955. Colección A. Cortés / MMB Motor de una motonave de la naviera Cia. Trasmediterránea, construido en la Maquinista Terrestre y Marítima. El motor diesel fue desplazando la navegación a vapor. Barcelona, 1935. MMB Durante los años '60 todavía era frecuente ver navegar por la aguas del litoral los motoveleros. Eran antiguos pailebotes (goletas) construidos en madera que sustituyeron las velas por el motor. Barcelona, ca. 1965. Colección Camil Busquets / MMB El contenedor ha sido una verdadera revolución en el comercio marítimo. Barcos, grúas y estibadores se han especializado en el transporte de estas grandes cajas que se apilan en largas filas arrancando de la bodega. 1971. MMB Los puertos han ido creciendo en previsión a unas nuevas formas de trabajo. La mecánica de la manipulación se ha ido transformando radicalmente. Barcelona, ca. 1965. MMB

El transporte de mercancías. Del saco al contenedor, de Museu Marítim de Barcelona

Créditos:

Fotografías del fondo del Arxiu Fotogràfic del MMB
y del Arxiu Històric Fotogràfic de l'IEFC

Documentación de las fotografías:
Arxiu Fotogràfic del Museu Marítim de Barcelona,
y Arxiu Històric Fotogràfic de l'Institut d'Estudis Fotogràfics de Catalunya

Texto: El transporte de mercancías. Del saco al contenedor.
Museu Marítim de Barcelona

Retoque digital de las fotografías:
Mireia Alises


< Volver
Hilo de noticias RSS del IEFC © Institut d'Estudis Fotogràfics de Catalunya | documentacio@iefc.cat
Aviso legal | Política de cookies
Este sitio web utiliza cookies para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si está de acuerdo pulse ACEPTAR o siga navegando. Puede obtener más información clicando en Política de cookies
Política de cookies +