MESA REDONDA:
Transició, democràcia i realitat

Martes 29 de enero de 2019, a las 19:00 h

IEFC – Aula Steichen (Aforo limitado)

Con la participación de Josep Gol, Jordi Borràs, Roser Vilallonga, Carles Palacio e Isidre Garcia Puntí.

EXPOSICIÓN

FECHAS

Del 22 de enero al 18 de febrero de 2019

HORARIO

De lunes a viernes de 8:00 a 22:00 h.

LUGAR

IEFC: C/ Comte d’Urgell, 187 (Recinto de la Escola Industrial). Barcelona

Willy Toledo. Foto: Isidre García Puntí
Willy Toledo. Foto: Isidre García Puntí

Isidre García Puntí expone en el IEFC su proyecto DE CARA. Llei Mordassa i 40 anys de Transició donde incluye una recopilación de veintiún retratos de protagonistas afectados por los recortes de las libertades y los derechos. Los 40 años de la Constitución, coinciden con la aplicación de la Ley Mordaza promulgada en 2015, con un evidente deterioro democrático, y con el ascenso de la ultraderecha, y la visible pérdida de libertades. No están todos, pero los que salen son un buen exponente de este retroceso. Esta es la exposición que no nos gustaría presentar, Isidre no debería haber hallado ni un solo caso donde la libertad de expresión se viera afectada, desgraciadamente no ha sido así, incluso él resulta ser un afectado más, y constantemente no paran de surgir más casos. Esta galería de protagonistas se convierte en una representación y una fotografía fiel de lo que hemos perdido con estos últimos años, y que no estamos dispuestos a dejar escapar.

El IEFC presenta este proyecto del fotoperiodista Isidre García Puntí, que con sus trabajos se posiciona con la necesidad de hacer reflexionar, y con esta exposición deja patente esta intención, que de ninguna manera puede dejar indiferente. Por la libertad de expresión, desde el IEFC tampoco queremos callar.


Institut d’Estudis Fotogràfics de Catalunya (Sales expositives)

Fechas: Del 22 de enero hasta el 18 de febrero de 2019
Dirección: C/ Comte d’Urgell, 187 (Recinto Escola Industrial). Barcelona
Teléfono: 934 941 127

Inauguración: Martes 22 de enero a las 19 h.

MESA REDONDA: Transició, democràcia i realitat
Martes, 29 enero a las 19:00 h. IEFC – Aula Steichen (Aforo limitado)
Con la participación de Josep Gol, Jordi Borràs, Roser Vilallonga, Carles Palacio e Isidre Garcia Puntí.
A través de la experiencia de varias generaciones de fotoperiodistas ponemos sobre la mesa 40 años de profesión, riesgos y herramientas de protección.


DE CARA, Llei Mordassa i 40 anys de Transició

Toni Albà. Foto: Isidre García Puntí
Toni Albà. Foto: Isidre García Puntí

No pretendo gran cosa, es casi un trabajo de catalogación. Documentarlo, para que quede, porque al ponerlos juntos, quizá, dan una idea de la situación y de como con el tiempo, la acumulación de noticias indignantes, la profusión de querellas y condenas, se diluye en la normalidad un panorama esperpéntico para los derechos y las libertades. Hablamos de deriva autoritaria, del auge de la ultraderecha y de represión como si nos hubiera salido un grano en nuestra democracia. Como si se nos hubiera colado un bicho raro en casa, que ayer no vimos.

Ya son unos cuantos años que cubro movimientos sociales y manifestaciones. Para algunos sectores de nuestra sociedad esta represión y autoritarismo no es nada nuevo, pero como afectaban a grupos marginales no levantaron ampollas, todo iba bien. Llegó la crisis económica, los recortes en lo social y las manifestaciones. En el año 2013 el gobierno del Partido Popular presenta el anteproyecto de la Ley Orgánica de protección de la seguridad ciudadana que entrará en vigor el 1 de julio del 2015, la Ley Mordaza. Se criminaliza el derecho de manifestación, de reunión, la resistencia pacífica…y ahora los anti-sistema son grupos de abuelos que se manifiestan por sus pensiones, ya no todo va bien.

Cristina Fallarás. Foto: Isidre García Puntí
Cristina Fallarás. Foto: Isidre García Puntí

Octubre del 2017, días después del referéndum en Cataluña, Juan Ignacio Zoido, ex-juez y ministro del interior del PP, anunciaba la creación de un gabinete jurídico específico para canalizar todas las denuncias de posibles delitos de odio contra los agentes de seguridad del estado. Una ley creada en 1996 para amparar a minorías discriminadas pasa ser una nueva herramienta de coerción de la libertad de expresión.

En diciembre del 2018 se cumplen 40 años de la promulgación de la Constitución, símbolo de la madurez de nuestra democracia. El gobierno del PP cuela en los presupuestos un acontecimiento de excepcional interés público por título La Transición, 40 años de libertad de expresión.

La colección de retratos que presento es solo una pequeña muestra de lo bien que nos va.

Isidre García Puntí


Isidre García Puntí

Isidre García Puntí (autoretrat)
Isidre García Puntí (autoretrat)

Barcelona 1976

Facebook: @isidre.garcia.92
Twitter: @GarciaPunti

Fotógrafo de oficio y fotoperiodista por convicción, compagina supervivencia y frustraciones con alguna que otra buena foto. Ha colaborado con medios nacionales e internacionales, metiendo una foto por aquí y otra por allá, e incluso metiendo unas cuantas juntas para llamarlas reportaje. Algunos de estos medios, o más bien todos ellos, son El País, Diari ARA, Erlik Oslo y L’Espresso. Se inició en la fotografía de la mano del Institut d’Estudis Fotogràfics de Catalunya cuando ya debería tener un trabajo formal y un sueldo fijo. Continuó sin tener ni lo uno ni lo otro, pero agradecido de levantarse por las mañanas para hacer lo que más le gusta. Aunque no siempre lo parezca, ni él agradecido ni lo que hace lo que más le gusta.

Su sueño era mostrar historias que hicieran reflexionar e impulsaran cambios, al menos en los puntos de vista. Sus historias no han cambiado nada y muy difícilmente han hecho reflexionar a nadie, pero sí que han llegado a sus protagonistas que siempre le han mostrado afecto y reconocimiento por aparecer en ellas. Con los años dice haber aceptado que su sueño se le había ido un poco de las manos, pero con los sueños ya se sabe, uno no controla.

Si le preguntas, te dirá que es un privilegiado, quizá porque no tiene muy claro el significado de la palabra, al fin y al cabo, se crió en L’Hospitalet.