EXPOSICIÓN

FECHAS

Del 17 de marzo al 14 de abril de 2021

HORARIO

De lunes a viernes de 9:30 a 20:30 h.

Sábados de 10 a 14 y de 16 a 20 h.

LUGAR

Biblioteca Esquerra de l’Eixample – Agustí Centelles:

C/ Comte d’Urgell, 145-147. Barcelona

Sala de exposiciones (Planta -1)

Del 17 de marzo al 14 de abril de 2021, se puede ver en la sala de exposiciones de la Biblioteca Esquerra de l’Eixample – Agustí Centelles, la exposición La pols de l’era, que muestra los trabajos de Ana Anaya, Joan Teixidor i Viktor Kostenko, tres fotógrafos formados en el IEFC.

La pols de l’era

Dice el refrán popular catalán: Qui no vulgui pols que no vagi a l’era (Quien no quiera polvo que no vaya a la era) y uno de los significados conlleva alejarse de lo que puede suponer peligros o molestias para evitar caer en ellas o sufrirlas. Lo podemos entender como una recomendación conservadora, que invita al inmovilismo, y nada más lejos de los tres proyectos que se presentan en esta exposición. Las autorías de esta muestra se han aventurado lejos de la comodidad de la inmediatez para arriesgarse en un territorio impreciso.

El polvo de la era ha sido también la necesidad de entusiasmarse con los haluros de plata y la accidentalidad en la construcción de la imagen. Había que moverse entre la luz y la oscuridad para acabar obteniendo lo que los remueve el alma.

La acción de batir el trigo y exponerse al polvo es un reflejo del proceso en que han sido sometidos hasta conseguir lo que han cultivado. Ana Anaya busca en el misterio de las sombras para encontrar emoción y belleza. Joan Teixidor explora los bordes y escarba en los límites emocionales mediante la fotomatón. Viktor Kostenko recorre los significados de un viaje que nace con la obsesión del recuerdo y que ahora transita hacia el final de una etapa.

Ahora sólo nos queda acercarnos a la era y dejarnos embrutecer por el polvo que han provocado los tres.


Arkhé. En la intimidad de la imagen. Ana Anaya

Foto: Ana Anaya
Foto: Ana Anaya

ἀρχή: principio u origen. Fue un concepto de la filosofía de la Antigua Grecia que significaba el comienzo del universo, el primer elemento, u origen y causa de todas las cosas. A lo largo de la historia, numerosos filósofos y escuelas intentaron describir y determinar cuál era ese elemento común: el agua, el fuego, el aire, la materia, Dios…

Lo que todos ellos concluyeron es que el arkhé representa ese elemento que está presente en todo cuanto nos rodea pero que no se ve a simple vista. Aquello que escapa a lo que el ojo humano es capaz de ver o comprender y que se esconde tras la superficie, pero que es esencia y alma de todo lo que está a nuestro alrededor.

En mi búsqueda personal del ἀρχή  me sirvo de la contemplación de la naturaleza y de la unión y el equilibrio entre luz y oscuridad. Indagar en el misterio de las sombras para descubrir lo que se oculta tras ellas: belleza y emoción. Y crear, mediante esas sombras, una atmosfera nueva centrada en la emotividad y la experiencia sensitiva.

Y a la vez, con el deseo de hacer visible esa realidad intangible, analizar también el misterio de la propia imagen. Dialogar con ella para entender su devenir y su proceso de creación. Aproximarme de una manera más directa e íntima y así poder descodificar su identidad, su propia esencia.


Veras. Joan Teixidor

Foto: Joan Teixidor
Foto: Joan Teixidor

Las veras son sensibles, envuelven, señalan límites cambiantes. Las veras son las fronteras reales, no las oficiales, ocultas hasta cuando hacen llorar o estremecer. Las veras internas son emocionales.

Esta es una serie de imágenes fotomatéricas, con motivos naturales, antiguos y presentes, como elemento principal. Todos los objetos han sido encontrados, no buscados.

Se ha seguido la técnica de la ampliación del objeto sobre el papel, el fotograma directo o el monotipo, con el juego implícito y equívoco entre imagen positiva y negativa.

Veras es una exploración de los límites presentes y también una constatación de la materia como hábitat de la imagen.


A reveure. Viktor Kostenko

Foto: Viktor Kostenko
Foto: Viktor Kostenko

Durante diez años he estado fotografiando la carretera para no olvidar lo que con ocho años dejé atrás, sin yo elegirlo. Intentando retener lo que más marcó mi infancia, los viajes en coche para ir a ver a mis abuelos que vivían a doscientos cincuenta kilómetros de nuestra casa, en un pueblo del sur de Ucrania. Estos viajes, llenos de baches, vacío, silencio, muerte y cuervos de 300 años, como solía decir mi padre mientras explicaba alguna de sus exageradas historias, son los que calarían hasta lo más profundo de mi pequeña alma rusa.

En alguna área de servicio, de alguna carretera secundaria, de alguna ciudad pobre, en algún país lejano, me di cuenta que la obsesión por la carretera sólo me servía para escapar de una realidad que no quería aceptar. Poco a poco dejé de sentir la necesidad de huir por carreteras infinitas que me transportaran a mi infancia. La obsesión empezaba a disolverse. Ahora quería aprender a transitar por este viejo paisaje para el que no estuve preparado la primera vez que lo encontré. Esta muestra es el testimonio del final de una etapa pero no el final del viaje.


Biblioteca Esquerra de l’Eixample – Agustí Centelles

Dirección: C/ Comte d’Urgell, 145-147. Barcelona
Sala de exposiciones (Planta -1)
Fechas: Del 17 de marzo al 14 de abril de 2021
Horario: De lunes a viernes de 9:30 a 20:30 h.
Sábados de 10 a 14 i de 16 a 20 h.