Una buena notícia para la historiografía de la fotografía: las imágenes de la colección Marroc, de las cuales desconocíamos la autoría, son obra del fotógrafo Antonio Cavilla.

La magnífica tarea de investigación llevada a cabo por Carol Honorio a lo largo de 14 años, da a conocer quien había detrás de la cámara que capturó estas bellas imágenes de Marruecos desde 1885 hasta 1908. No sólo ha descubierto y confirmado la autoría de las fotos, sinó que las ha localizado en bastantes publicaciones de la época, contextualizándolas en el entorno en que fueron difundidas.

Carol Honorio nos explica en su web Antonio Cavilla, fotógrafo de Tánger:

En Marzo del 2001, llegó a mis manos el número 9 de la desaparecida revista Altair, Marruecos la puerta del Sur, una publicación en la que se desconocía el autor de unas imágenes realizadas en Marruecos a finales del Siglo XIX y que pertenecían al IEFC.

Casi 250 placas de vidrio positivas (…) un inigualable testimonio del Marruecos de finales del Siglo XIX.

El despejar esa incógnita es lo que me ha traído hasta aquí. Tras las primeras averiguaciones todo apuntaba al fotógrafo A. Cavilla que tuvo un estudio en Tánger desde 1885 hasta 1908. Apunte, que fui confirmando con una ardua y meticulosa búsqueda en las publicaciones ilustradas de la época.

A. ese podría ser el nombre de mi incógnita, que duró casi 10 años, no supe que pertenecía a Antonio, hasta leer la revista Blanco y Negro del 4 de Septiembre de 1892, en la que puede leerse Fotografías de D. Antonio Cavilla. Y en ese momento el escurridizo Antonio, se dejó conocer un poco.

Esta investigación es para recuperar del olvido la obra de este magnífico fotógrafo, pionero en Marruecos y especialmente en el Tánger de finales del Siglo XIX, y darle su lugar en la historia de la fotografía.

El Arxiu Històric Fotogràfic del IEFC, donde se custodian y se pueden consultar las 258 fotografías que constituyen esta colección, se complace de haber podido colaborar con este proyecto facilitando una reproducción de estas fotografías, que se pueden ver documentadas en el web Antonio Cavilla, fotógrafo de Tánger.